Mitos de la pedagogía Montessori

 Por noticias.devenado.com   26/09/2016

La pedagogía Montessori ha irrumpido en el escenario educativo, despertando adhesiones y también algunos cuestionamientos. Muchos de ellos provienen de la incertidumbre que genera una metodología tan novedosa y la poca información que disponemos sobre ella.  Veamos qué es y cómo trabaja.

¿Montessori es un sistema de educación para niños con discapacidades?  No estrictamente.  Si bien en sus comienzos se trabajaba este método con niños con dificultades cognitivas,  los resultados obtenidos abrieron camino a su utilización con todos los niños.  Las aplicaciones de la pedagogía en casos con dificultades revelaron datos muy exitosos y vislumbraron un futuro prometedor en cuanto a su uso con todo tipo de estudiantes.

“Montessori es una manera de educar sumamente rígida y estructurada”. Aquí estamos ante otro mito sobre esta enseñanza.  La pedagogía Montessori no se rige por procedimientos y metodologías rígidas sino que promueve el pensamiento creativo y divergente a partir del trabajo basado en la libertad del niño y su construcción activa de aprendizajes, respetando siempre la individualidad, intereses y tiempos de cada uno.  
Entonces, ¿En los jardines Montessori se permite que los niños hagan lo que quieran? No. La pedagogía Montessori, como otras metodologías de enseñanza, cuenta con una planificación del trabajo del niño. Ésta es realizada por la educadora, quien cumple el rol de guía, presentando al estudiante los materiales de trabajo y acompañándolo en cada paso como una orientadora.  Esto permite al niño actuar, querer y pensar por sí mismo dentro de un marco de reglas consensuadas, ayudándolo así a desarrollar su disciplina interior y autorregulación. Este aspecto esencial de Montessori se refleja en los espacios educativos; son ambientes ordenados, en donde se convive de forma respetuosa y colaborativa. 

“Los niños que salen de jardines Montessori tienen problemas para adaptarse a los colegios tradicionales”. He aquí otro gran mito. La formación Montessori no limita al niño, sino que le brinda las herramientas necesarias para que pueda desenvolverse en situaciones cotidianas con mayor seguridad y eficacia.  Las personas que se formaron en instituciones Montessori, suelen ser personas más autónomas, respetuosas de las diferencias y capaces de aceptar el error como parte del aprendizaje. Esto representa una gran ventaja, ya que suelen desarrollar un manejo de la frustración (muy común durante el período educativo) muy eficaz. Así, independientemente del entorno en donde el niño se encuentre, podrá aplicar lo incorporado con Montessori para resolver los desafíos que se le presenten.

En Venado Tuerto, el Jardín Montessori ofrece a los padres un lugar diferente, cuidadosamente pensado y organizado para que sus niños puedan crecer y aprender de una forma única. Allí, los niños tendrán la  oportunidad de reconocerse en el proceso de aprendizaje, descubriendo nuevos caminos para la resolución de conflictos allí y en su vida cotidiana. Si tenés dudas o estás interesado es esta nueva posibilidad para tus hijos no dejes de visitarnos o sumarte a la reunión de padres que se realizará el día 01/10. 

 

Noticias Relacionadas

 19/11/2016

 Por noticias.devenado.com.  

Los niños y las plantas

Las instituciones Montessori se caracterizan por emplear materiales y recursos didácticos particu...

 13/10/2016

 Por noticias.devenado.com.  

Cocinando en un Jardín Montessori

Una actividad muy frecuente en este tipo de instituciones, con innumerables beneficios para el creci...